You’re viewing a version of this story optimized for slow connections. To see the full story click here.

Jóvenes inconformistas

Movistar Team y Endura, en la Vuelta a España

Story by Endura August 18th, 2017

Talento con luz propia

El Movistar Team siempre se ha distinguido por luchar por las carreras ciclistas más importantes del calendario profesional, pero el bloque dispuesto por los ‘azules’ para la Vuelta a España 2017 puede poner de manifiesto otro valor de gran importancia en el equipo: su capacidad para cuidar del talento más joven.

Con Nairo Quintana -ganador de la Vuelta del año pasado- recuperándose de los enormes esfuerzos de Giro de Italia y Tour de Francia y Alejandro Valverde en rehabilitación tras su lesión de rodilla en el Tour, el manager general de Movistar Team, Eusebio Unzué, ha aprovechado la ocasión para abrir la puerta a sus jóvenes promesas.

“Cada una de las prendas -personalizadas todas ellas para cada corredor- que Movistar Team llevará en la Vuelta han sido hechas a mano en Escocia y producidas antes de que el equipo del Tour cruzase la última línea de meta en París…”

Cinco de los elegidos por Unzué para la 72ª edición de la Vuelta tienen 26 años o menos. Cuatro van a debutar en una Gran Vuelta. Tres son productos del vivero de talentos que constituye el navarro Equipo Lizarte. Dos han ganado el Tour del Porvenir. Y uno de ellos es el primer ecuatoriano en la historia en competir con un equipo del UCI WorldTour.

Para la Directora de Marca de Endura, Pamela Barclay, la alineación de Movistar Team para La Vuelta es el vivo reflejo de la apuesta por los jóvenes talentos que ellos mismos llevan a gala en su empresa. La enorme fábrica que posee Endura a las afueras de Edimburgo abre sus puertas cada día a muchas jóvenes promesas, que llenan de entusiasmo el trabajo diario de la firma y la dotan de ese habitual rechazo del recién llegado a cualquier convención establecida sobre cómo han de hacerse las cosas.

“Cualquier organización que quiera destacar en su mercado, ya sea una empresa de cualquier tipo o un equipo ciclista, siempre va a estar buscando los mejores talentos jóvenes para sumarlos a su equipo. En eso, Endura y Movistar Team no somos diferentes”.

“Aquí en la fábrica de Livingston estamos muy orgullosos de tener mucha gente joven sumando valor cada día. Nuestros equipos de marketing y de desarrollo de producto están compuestos en gran mayoría de jóvenes a los que les encanta su trabajo, y que nos ayudan a seguir avanzando”.

“Esta apuesta de Eusebio de confiar en los jóvenes para la ‘grande’ de casa de Movistar Team es algo que hay que aplaudir. Es cierto que tendrán cierta presión, por ser el equipo que defiende título, pero tenemos la confianza de que los chicos que lleven nuestra ropa Endura durante las próximas tres semanas van a saber estar a la altura”.

Lo que ocurra solo se podrá saber con el paso de los días. Por delante esperan casi 3.300 kilómetros, con cinco etapas de alta montaña y dos contrarreloj. Un recorrido de los que no permiten esconderse. Y los jóvenes de Movistar Team, así como los sabios técnicos que los guían, tendrán que llegar al cien por cien para poder competir ante el resto.


Endura Movistar Kit Fit-192.jpg

El ecuatoriano

Richard Carapaz, primer ecuatoriano en formar parte de un conjunto del UCI WorldTour, ha sabido aprovechar su oportunidad como nadie. El ciclista de la región de Carchí (24 años) asombró a todos dentro del conjunto de Eusebio Unzué ya desde su incorporación a finales de julio de 2016, como ciclista a prueba, con dos meses de enormes progresos que le valieron un contrato hasta 2018. Y nada de lo hecho por Carapaz durante estos meses siguientes como ‘pro’ de pleno derecho ha provocado que los ‘azules’ se arrepientan mínimamente de la decisión de firmarlo.

Carapaz se ha convertido en un habitual en los puestos de honor de las clasificaciones de los jóvenes en pruebas de prestigio: top-10 en carreras WorldTour del nivel del Tour de Romandía o el Critérium du Dauphiné… e incluso el maillot blanco como mejor sub26 en la Ruta del Sur.

“Carapaz asegura que su máxima ambición es ganar algún día el Giro de Italia. Un buen rendimiento en La Vuelta podría darle mucha confianza de cara a perseguir esos grandes retos como profesional…”

De hecho, en tierras pirenaicas estuvo también peleando por la clasificación general global, lo cual da buena cuenta de su estupenda adaptación al campo profesional. Que se llevase el triunfo como mejor joven fue solo una nota aparte en una semana de auténtico brillo. Ese segundo puesto final obtenido en Francia fue el mejor resultado del equipo este año en una Route du Sud en la que venían de lograr el título, en 2016, de la mano de Nairo Quintana. No cabe duda de que la luz latinoamericana de Movistar Team resplandece siempre que pasa por el Mediodía francés.

No fue aquella una aparición aislada en la ‘zona noble’ de una clasificación para Carapaz durante este 2017. En estos meses, Richard ha sido capaz de ser también cuarto en la Vuelta a Castilla y León y sexto en la Vuelta a Madrid. A nivel WorldTour tampoco ha desentonado, siendo de gran ayuda para el grupo tanto en Romandía como en el Dauphiné.

Carapaz asegura que su máxima ambición es ganar algún día el Giro de Italia. Un buen rendimiento en La Vuelta podría darle mucha confianza de cara a perseguir esos grandes retos que se marca como profesional. En España tendrá que vérselas con los mejores, y acabar cerca de los de arriba ya sería un gran resultado. Lo que sí queda claro tras estos primeros meses conociendo a Carapaz es que no le dan miedo los desafíos. En La Vuelta dará lo mejor de sí por Ecuador y por el Movistar Team. Sin ningún tipo de miedo.

Endura Movistar LBL 2017-2.jpg
Endura Movistar LBL 2017-80.jpg
Endura Movistar LBL 2017-99.jpg
Endura Movistar LBL 2017-108.jpg
Endura Movistar LBL 2017-124.jpg
Endura Movistar LBL 2017-125.jpg
Endura Movistar LBL 2017-132.jpg
Endura Movistar LBL 2017-138.jpg

El prodigio catalán

El potencial de Marc Soler le hace estar entre las perlas más codiciadas que posee Movistar Team. Tal es el talento de este catalán de 23 años que muchas veces parece que pedalea sin esfuerzo, si bien él mismo es consciente de que le queda mucho por aprender y necesita todavía ganar la resistencia necesaria para afrontar los retos más duros. Para mejorar en ambas lides, solo hay un camino: hacer kilómetros en carrera. El ciclismo no ofrece otro camino si se busca el éxito.

Tercero en la Volta a Catalunya del pasado mes de marzo, tras su compañero y gran vencedor Valverde y el múltiple ganador de Grandes Vueltas Alberto Contador (Trek-Segafredo), Soler dejó entrever detalles de su inmenso talento durante una semana fantástica.

“Soler ha dejado detalles de calidad asombrosos. Si es capaz de llevar ese arrojo al terreno de una Gran Vuelta, será otro paso enorme en su carrera…”

Unos días antes ya había sido capaz de seguir el ritmo de Contador en la Costa Azul, durante la última etapa de la París-Niza, en la que el madrileño hizo gala de su característica explosividad. Soler fue capaz de contener los embates de Contador cuando éste se mostró más incisivo, y solo perdió contacto con el grupo de cabeza en los últimos kilómetros de descenso.

Si bien las clásicas de primavera no fueron el mejor lugar de lucimiento para el joven catalán, sí fueron para nosotros la oportunidad de convivir cerca de él junto a nuestro fotógrafo Sean Hardy, que viajaba como pasajero del coche de Movistar Team en la Lieja-Bastoña-Lieja cuando Marc hubo de poner pie a tierra en la ‘Decana’. Era su tercer abandono en las Ardenas ese año, tras no poder completar Amstel Gold Race ni Flecha Valona.

Es lógico y comprensible que Soler no estuviese contento de tener que abandonar en pruebas tan importantes. Pero sí que sorprenderá a muchos saber que, tras unos minutos de descanso, Soler, más abrigado pero siempre vestido de ciclista, insistiese en bajarse del vehículo y volver en bici hasta el hotel en lugar de hacer esos últimos kilómetros en coche.

¿Qué puede conseguir Soler en esta Vuelta? Lo más importante es no cargar a alguien tan joven con unas expectativas desaforadas. Sigue siendo poco más que un neoprofesional; a efectos de inscripción, su contrato federativo todavía se estipula en esos términos. Tampoco ha disputado nunca una prueba de tres semanas. El salto que va a afrontar en La Vuelta es considerable; la pendiente de aprendizaje será seguramente tan dura para él como los porcentajes de los puertos asturianos que superará el pelotón en los últimos días. Pero seguro que Marc no estará contento consigo mismo si no se muestra al menos en carrera.

Soler ha dejado detalles de calidad asombrosos. Si es capaz de llevar ese arrojo al terreno de una Gran Vuelta, será otro paso enorme en su carrera. ¿Será este salto a las tres semanas un empujón definitivo a su progresión? Habrá que estar atentos.

Endura Movistar Kit Fit-28.jpg

Sin temores

Jorge Arcas, también debutante, se ajusta muy bien al perfil tipo de corredor que Movistar Team presenta como bloque en La Vuelta. Aragonés de 25 años, lleva este año 52 días de competición y unos 7.500 kilómetros con dorsal, una temporada cargada y prolífica que arrancó a finales de enero en la Challenge de Mallorca y le ha llevado a cubrir diversas pruebas de categoría, como las clásicas de adoquines por Flandes y Roubaix y la alta montaña de citas como el Dauphiné.

Arcas es un diésel. Trotón de categoría pero con solo 68 kg de peso, aguanta en cualquier terreno y es capaz de trabajar durante decenas de kilómetros sin descanso ni ayuda al frente del pelotón. En el llano será un perfecto guardaespaldas de los talentos escaladores del grupo, como Betancur, Carapaz o Dani Moreno. Y cuando tenga que afrontar los desniveles de Andorra o Sierra Nevada, no caerá tampoco en la relajación. Sabe que debe seguir centrado, no desconectar, pues sus compañeros le volverán a necesitar en jornadas venideras, ya que en La Vuelta las etapas llanas se intercalan en continua sucesión con las rampas más exigentes.

“Cinco de los elegidos para La Vuelta tienen 26 años o menos. Cuatro van a debutar en una Gran Vuelta…”

Como Arcas, Antonio Pedrero es producto de la inacabable cantera de Lizarte, un equipo de desarrollo afincado en Navarra de cuyas filas también procede Soler. Pedrero, escalador puro, tendrá como único objetivo mostrar todas sus capacidades en los cinco grandes días de montaña que contiene esta Vuelta. Para llegar hasta aquí, Antonio ha tenido que cubrir miles de kilómetros ‘tirando del carro’ en sus dos primeros años como profesional, ayudando a otros compañeros de Movistar Team a perseguir sus metas.

La Vuelta será la primera ronda de tres semanas para Pedrero, el reto más grande al que ha tenido que enfrentarse como corredor. En un equipo diseñado precisamente para que aflore ese talento joven que Movistar Team guarda en su plantilla, el catalán de 25 años buscará ofrecer méritos que den razón a quienes han apostado por llevarle a él, y a sus compañeros, a una batalla tan importante como protagonistas.

En el caso de Rubén Fernández, la progresión hasta lo más alto del WorldTour ha sido mucho más convencional que la de sus compañeros. A pesar de que el murciano ya mostró tiempo ha su talento al llevarse la general final del Tour del Porvenir, la carrera que mide como ninguna otra en la escena amateur el talento de los llamados a ser grandes en este deporte, Rubén ha tenido que trabajarse su sitio en la elite progresando peldaño a peldaño, con varios años de curtimiento en la categoría Continental Profesional, segunda del escalafón.

En la que es su sexta campaña como profesional a pesar de contar con solo 26 años, Fernández ha completado ya dos Grandes Vueltas… e incluso se vistió el año pasado con el maillot de líder de la Vuelta durante veinticuatro horas, a pesar de ser de entrada uno de los lugartenientes del que acabaría resultando vencedor, Nairo Quintana.

Endura Movistar LBL 2017-28.jpg
Endura Movistar LBL 2017-29.jpg
Endura Movistar LBL 2017-30.jpg
Endura Movistar LBL 2017-32.jpg
Endura Movistar LBL 2017-143.jpg

El colombiano ‘olvidado’

La carrera de Carlos Betancur ha recobrado nuevos bríos en Movistar Team. Y en La Vuelta tendrá la oportunidad de seguir exprimiendo ese potencial. Porque –de eso no cabe duda– Betancur tiene la calidad necesaria para aspirar al triunfo en una ronda de tres semanas.

El colombiano (27 años), muy cerca ya de la edad en la que un ciclista normalmente alcanza su máximo potencial, ha respondido a la confianza del equipo que dirige Eusebio Unzué. Esta temporada se ha vuelto a atisbar la clase innata del hombre que dominó toda una París-Niza con tan solo 24 años.

“Betancur guarda muchas precauciones sobre lo que puede hacer en esta carrera. La carretera, y él lo sabe, será la verdadera juez de sus posibilidades…”

Dados los enormes resultados que han obtenido sus compatriotas, sobre todo Quintana, Betancur en algunos momentos se ha convertido en el ‘olvidado’ de toda la saga tricolor. La Vuelta le ofrece en este caso una oportunidad sin parangón para recordar al mundo que hay otro escarabajo con un talento incuestionable dentro del pelotón actual.

Betancur ha destacado con Movistar Team en las dos vertientes que de él se podían esperar. En las clásicas de primavera estuvo apoyando a Alejandro Valverde. Acabó las tres carreras y fue soporte del murciano en dos de sus triunfos más prestigiosos de los últimos años: su quinta Flecha Valona del y su cuarta Lieja-Bastoña-Lieja.

Volvió a la competición a principios de junio en Limburgo (Países Bajos), en la primera carrera de las novedosas Hammer Series, y brilló esta vez de manera individual. En la ‘Hammer Climb’, un circuito en la localidad de Vaals con 11 vueltas de siete kilómetros y dos exigentes cotas de por medio, Betancur dominó con enorme solvencia a sus rivales sobre las faldas del cercano Cauberg y fue sumando puntos sin descanso para que Movistar Team se llevase el triunfo aquel día. El remate a la exhibición fue su descomunal última vuelta, que le vio alzar los brazos en solitario en la llegada tras romper a todos sus contrincantes en el último ascenso.

Betancur puso acto seguido su considerable talento a plena disposición de Nairo Quintana en el Tour de Francia, acompañando siempre que pudo a su paisano en una carrera con muchos momentos difíciles para el grupo. Ello no le impidió acabar bien en la general, decimoctavo en su debut en la ‘Grande Boucle’.

Ahora, Betancur tendrá en la Vuelta todas las facilidades para buscar una actuación de verdadera resonancia que cambie el curso de su carrera. Como él mismo admite, no sabe hasta dónde llegará en la ronda española, pero sí que ha puesto todo de sí para intentar comenzarla en la mejor forma posible con duros entrenamientos en altitud. Guarda muchas precauciones sobre lo que puede hacer en esta carrera. La carretera, y él lo sabe, será la verdadera juez de sus posibilidades.

Endura Movistar LBL 2017-175.jpg

Los veteranos

José Joaquín Rojas es un ciclista a la medida de lo que requiere Movistar Team, un perfecto guía para un grupo joven y un hombre que cargará buena parte de responsabilidad en lo que puedan hacer en las próximas tres semanas… y lo que éstas supongan en su futuro. Versátil a más no poder, con enorme experiencia en todo tipo de situaciones, el doble campeón nacional en línea –ambos maillots conseguidos como miembro de Movistar Team- entiende muy bien las necesidades de un equipo en una ‘Grande’.

“Rojillas sabe mejor que nadie lo dura que puede ser una carrera como la Vuelta. El año pasado se partió la tibia y el peroné contra un quitamiedos en la durísima caída en la penúltima etapa…”

‘Rojillas’ entiende muy bien cuán exigente es una carrera como esta. El año pasado, el infortunio se cebó con él en una terrorífica caída durante la vigésima y penúltima etapa, que le supuso fracturas en su tibia y peroné. Su completo restablecimiento para volver a ser el corredor que era antes de la lesión en muy pocos meses ha sido toda una lección de superación para los más jóvenes del grupo. Nada ha de detener a un luchador de su talla.

Rojas ha tomado la salida en 12 Grandes Vueltas y este año ha completado ya el Giro de Italia, donde fue un apoyo vital para Nairo Quintana. Cuando tome la salida en su tercera Vuelta en Nîmes, Movistar Team contará con alguien que sabe mejor que nadie la dureza de una carrera como la ronda española. Eusebio Unzué estará seguro satisfecho de contar con un factor a su favor como el que supone el murciano.

Endura Movistar LBL 2017-164.jpg
Endura Movistar Roubaix 17-11.jpg
Endura Movistar Roubaix 17-12.jpg
Endura Movistar LBL 2017-25.jpg

El ‘cerebro’

Dani Moreno representa otro arquetipo de corredor que también casa a la perfección con lo que necesita el Movistar Team. La única lástima es que solo haya regresado a las filas de Eusebio Unzué en un momento tan tardío de su carrera. A sus 35 años, el madrileño es un ciclista de infinita experiencia, que ha completado todas y cada una de las 17 Grandes Vueltas en las que ha tomado la salida. Dani ha terminado en el ‘top-ten’ de la Vuelta en tres ocasiones y ostenta otros tantos triunfos de etapa en su palmarés en la ronda española.

Con todo, su valor fundamental -y que le convierte en aún más necesario- es el de la necesaria voz de calma que antepone como contrapunto a la rabiosa juventud de los Carapaz o Soler. Es una postura más templada que la de los jóvenes, una que se vuelve aún más necesitada cuando la carrera se pone más difícil. Dani ha sido en esta segunda etapa con los de Unzué una ayuda valiosa para sus líderes, especialmente esta primavera con Valverde, cuando facilitó los dos grandes éxitos del ‘Bala’ en las Ardenas.

“La juventud no es la única característica destacable del ‘nueve’ que trae Movistar Team a esta Vuelta. Hay también un ‘cerebro’ que te aporta en carrera la experiencia necesaria para guiarlos…”

Moreno es un ciclista de los que no deja pasar las oportunidades. Así lo hizo cuando ganó la Flecha Valona de 2013, siendo por aquel entonces último gregario de su jefe de filas -una reputación que ha venido reforzando en las siguientes temporadas-. Betancur, Carapaz o Soler tendrán a su lado, en cualquier caso, un ciclista inteligente y que sabe sacrificarse, y que entiende a la perfección su rol dentro del grupo que ha confeccionado Movistar Team para La Vuelta.

Nelson Oliveira, por su parte, es la clase personificada. Ganador de etapa en rondas de tres semanas y reputado contrarrelojista con top-ten en Campeonatos del Mundo y Juegos Olímpicos, el luso será otro gran arma de combate para Movistar Team en la carrera por sus habilidades y por su experiencia.

Nelson -28 años y ocho temporadas ya en la máxima categoría- ha terminado las siete ‘Grandes’ en las que ha partido. En su caso será la tercera Vuelta que dispute, después de alzar los brazos en Tarazona hace dos campañas en esta misma prueba.

La contrarreloj por equipos de Nîmes en el primer día de carrera será una gran oportunidad para que el luso saque a relucir toda su calidad. Con un equipo tan bien surtido de hombres escaladores, tener un cuádruple campeón nacional ayudará a que aquéllos vayan bien guiados.

Oliveira tendrá a su vez la oportunidad de brillar de manera individual en la 16ª etapa, sobre los 40 km CRI entre Los Arcos y Logroño. En la montaña intentará aportar todo lo posible para que los especialistas lleguen frescos a los momentos clave, y que ciclistas como Betancur y Carapaz saquen allí todo lo que tienen.

Endura Movistar Kit Fit-188.jpg

Luces, cámara, acción

La expresión ‘fondo de armario’ normalmente se suele asociar en el deporte más con los banquillos de los equipos de fútbol. Pero si un equipo suele distinguirse por esa habilidad para combinar elementos tan numerosos de manera ordenada, siempre arriba vaya quien vaya, es el Movistar Team en ciclismo. Su apuesta por los jóvenes evidencia el gran talento que existe en sus filas, tanto de corredores consagrados como de ciclistas en evolución. Solo así se puede aspirar a ser el conjunto número uno del mundo.

“Bajo la sencillez de un maillot tan liso como el de Movistar Team se esconde un sinfín de avances técnicos, una combinación del trabajo a mano de decenas de personas y tecnología punta al más puro estilo Fórmula 1…”

Pero la juventud no es la única característica destacable del ‘nueve’ que Movistar Team presenta en esta Vuelta. Son valores muy diversos los que conviven en esta alineación, con veteranos, un escalador colombiano de enorme calidad o un especialista contra el crono que los lleve arriba en la general desde muy pronto. Es un grupo, en suma, realmente completo y compacto.

Bajo la ropa que está mezcla de veteranía y bisoñez lucirá en la Vuelta, prendas aparentemente poco llamativas, con ese azul liso y sin mayores sponsors que los principales, se esconde un trabajo arduo que comenzó en Escocia, bastante antes de que terminase el Tour. En esos maillots se esconde un sinfín de avances técnicos, una combinación del trabajo a mano de decenas de personas y tecnologías punta desarrolladas en el nada discreto complejo de Drag2Zero, en las instalaciones del túnel de viento de Mercedes-AMG Petronas F1 en Northampton (Reino Unido).

El equipo que presentará Movistar Team en la Vuelta es formidable, incluso si faltan dos de los que podríamos considerar como referencias. Los grandes nombres del mañana van a tener tres semanas de lucimiento en los televisores de medio minuto desde el 19 de agosto hasta el 10 de septiembre. Esta Vuelta será a buen seguro generadora de recuerdos imborrables, en los que deseamos que los Movistar Team tengan una gran implicación. Os recomendamos que no os perdáis la carrera.

Footnote: Words by Timothy John. Images by Sean Hardy. Translation by Movistar Team