You’re viewing a version of this story optimized for slow connections. To see the full story click here.

Conexión Iberoamericana

Escoceses y Sudamericanos

Story by Endura August 25th, 2017

LIVINGSTON, BOYACÁ, CARCHÍ

Aunque el pelotón se siga componiendo mayoritariamente de corredores europeos, sería injusto ignorar el importante papel desempeñado por los ciclistas originarios de américa latina.

El liderazgo del colombiano Nairo Quintana en el Movistar Team (equipo que asegura la presencia de Endura en la élite profesional ciclista de la UCI), encarna la “segunda ola” de talento latinoamericano, que toma el relevo de pioneros de los años 80 como Fabio Parra, Luis Herrera y Patrocinio Jimenez , antiguos miembros del equipo Café Colombia .

Quintana, ganador por partida doble de à una Gran Vuelta, ha evolucionado espectacularmente en el Movistar Team, acompañado de su hermano Dayer y de sus paisanos Carlos Betancur, campeón en 2014 de la Paris-Niza, y Winner Anacona, quien à ganó la novena etapa de la Vuelta a España en 2014.

Las sofisticadas prendas à los ciclistas que las llevan, representan una interacción multicultural, la cual lejos de ser un choque de culturas, es una alianza internacional.

Richard Carapaz, al igual que sus predecesores latinoamericanos, es considerado también un pionero, pero en lugar de Colombia à él proviene de Ecuador. En enero, el carchense de 24 años, se convirtió en el primer ecuatoriano en conseguir un contrato con un equipo del UCI WorldTour, tras haber dejado muy impresionada a la cúpula del equipo movistar con su rendimiento en la temporada anterior como “becario”.

Como bien dice la directora de Endura, Pamela Barclay; “No solo somos conscientes del rico patrimonio ciclista colombiano, sino que nos enorgullece vestir a su nueva generación”. “No hay muchas historias más inspiradoras que las de los ciclistas latinoamericanos del Movistar Team; deportistas que han surgido de su humildes inicios y han viajado miles de kilómetros lejos de sus familias para alcanzar un sueño”.

El camino no es siempre fácil, el compartir el mismo idioma no garantiza una adaptación automática de América del Sur a España. El cambio en estilo de vida es drástico. Para un atleta profesional, centrado enteramente en entrenar, seguir una dieta y estilo de vida muy saludable, el reto presentado por reubicarse de una región ecuatorial a otra del hemisferio norte, no puede ser infravalorado.

5.Endura_Winner_Anacona.jpg

A Winner Anacona se le ve sorprendentemente bien para estar recién llegado de Abu Dhabi. Su calendario pondría en problemas a un jefe de estado, pero el de Tunja se recupera de los efectos del Jet lag con la misma facilidad con la que supera a sus rivales en la etapas de montaña para poder unirse a sus compañeros de equipo y a la delegación de Endura en su reunión anual en Pamplona.

La sonrisa de Winner puede ser uno de los aspectos más placenteros de un largo día de pruebas. La cual no desapareció de su cara a lo largo de la ardua tarea de tener que probarse y evaluar una a una la gran cantidad de prendas traídas desde tierras escocesas para él y sus compañeros de equipo.

“Me satisface mucho ver como la nueva generación está triunfando tanto como los ciclistas colombianos de los 80. Aportar mi granito de arena es un gran honor”- Winner Anacona

Tras un largo vuelo nocturno de 7.500 km, muchos hubiesen puesto una excusa para evitar una entrevista y se hubiesen retirado a la comodidad de sus aposentos. Anacona no, él está hecho de otra pasta.

“Termine de competir a las 20 h (hora local), para volar a España a las 2 de la madrugada y tras llegar a Madrid a las 8 de la mañana, subí en coche hasta Pamplona. Hay también una gran diferencia de temperatura entre los 40 grados de Abu Dhabi y los 15 de Madrid. Me alegra que tal “aventura” haya terminado y estar aquí con el equipo”.

La cohesión entre Anacona y sus compañeros es obvia. En el hotel de concentración se respira un ambiente de fin de curso, compañeros en la carrera se reencuentran al final de una larga temporada en la que pueden haber coincidió solo dos o tres veces. A pesar de formar parte del mismo equipo, los azules solo coinciden entre ellos cuando son convocados para las mismas competiciones y/o sesiones de entrenamiento.

9.Endura_Winner_Anacona.jpg
3.Endura_Winner_Anacona.jpg
7.Endura_Winner_Anacona.jpg
12.Endura_Winner_Anacona.jpg

Boyacenses por el mundo

Hay vínculos adicionales con alguno de sus compañeros de equipo, Anacona es colombiano, y el equipo Movistar se ha convertido en sinónimo de hogar para ciclistas suramericanos desde la llegada de un tal Nairo Quintana, hace 5 años.

Winner ha sido un valioso apoyo para Quintana, especialmente meses después de nuestra conversación, donde se mostró al mundo como uno de los más fuertes dentro de la cuadrilla de élite convocada por el equipo para el Giro; escuadra que impulso al ganador de 2014 a la segunda posición en la general, tan solo 31 segundos por detrás del líder Tom Dumoulin ( Team Sunweb).

“Me gustaría sentar un buen ejemplo para la próxima generación de riders colombianos, de la misma manera que Lucho Herrera y Fabio Parra lo hicieron para nuestra generación” - Winner Anacona

Una gran amistad ha surgido entre los dos paisanos, donde antes, como bien admite Winner, había solo una relación estrictamente profesional. Desde que se unió a los de Eusebio Unzue hace dos años, ha competido en compañía del doble ganador de un Grand tour en 11 ocasiones. Ambos son de zonas rurales de Boyacá; Anacona, se mudó a Tunja, cuando tenía 5 años. Sus padres no hubiesen podido escoger mejor zona de entrenamiento para él.

“En Colombia, vivo à 2750m sobre el nivel del mar, pero como estamos en la línea del Ecuador, las temperaturas no son muy bajas”. Esto hace que venir a Europa sea un cambio de temperatura radical. Siendo más peligroso que un cambio a temperaturas más cálidas, ya que siempre tienes el riesgo de sufrir un resfriado. Eso sí, uno acaba aprendiendo a lidiar con ello gracias a la experiencia”.

La experiencia de Anacona crece a diario. A día de hoy se ha consolidado como un ciclista WordlTour, habiendo competido en el más alto nivel desde 2012. Su primera incursión en la élite mundial fue con el ya desaparecido equipo Lampre, equipo con el que gano la novena etapa de la Vuelta a España de 2014.Tras tal logro, el equipo movistar no tardó mucho en realizar su fichaje.

“Antes de convertirme en profesional, fui parte de un equipo amateur italiano (del que me uní a Lampre) donde había un gran ambiente, pero aquí en el Movistar Team el entorno es aún mejor.

“Se respira un gran ambiente y al haber otros miembros del equipo latino americanos, me siento como en casa. Es un entorno muy acogedor. En el equipo Movistar impera un ambiente familiar”.

18.Endura_Winner_Anacona.jpg

winning personality

Es difícil para cualquier negocio sobrevalorar la importancia de un ambiente de trabajo “cómodo”. Cuando el ambiente consiste de hoteles, aeropuertos, autobuses y grandes esfuerzos físicos, y además que el “empleado” es un atleta que ha venido de una región rural de Suramérica a Europa a hacer su trabajo, la importancia crece exponencialmente. Lo que hace que tenga mucho mérito por parte del Movistar Team que el colombiano se sienta como en casa.

La gran acogida vivida por Winner, puede ser una señal de una nueva tendencia en el ciclismo internacional. El año que viene se cumplen 30 años desde que su paisano boyacense Fabio Parra terminase en el podio del tour de Francia. Parra y sus compañeros del Café Colombia abrieron un camino para Anacona y su generación, en su andadura sufrieron insultos y tratos despectivos frutos de la ignorancia de algunos, que no hicieron más que motivar a estos atletas para superar en muchas ocasiones a sus homólogos europeos.

“En Colombia, vivo a 2,750m sobre el nivel del mar, pero como estamos en la línea del Ecuador, las temperaturas no son muy bajas’’- Winner Anacona

Recientemente, Colombia ha vivido un resurgir en el circuito internacional, gracias un talentoso grupo, que aunque liderado por Nairo Quintana y Rigoberto Urán, del que no se pueden excluir a corredores como su compañero de equipo Carlos Betancur, Fernando Gaviria (Quick Step Floors) y el ganador del giro de Lombardía Esteban Chaves (Orica-Scott). Es más, la tercera plaza de Chaves en la vuelta del año pasado, justo detrás de Nairo, hizo que de los 3 ocupantes en el podio en Madrid, dos fuesen colombianos.

“Me satisface mucho ver como la nueva generación está triunfando tanto como los ciclistas colombianos de los 80,” afirma Winner. “Me encanta que haya un amplio abanico de talento ciclista colombiano encabezado por Quintana, Uran y Chaves. Aportar mi granito de arena es un gran honor. Me gustaría sentar un buen ejemplo para la próxima generación de riders colombianos, de la misma manera que Lucho Herrera y Fabio Parra lo hicieron para nuestra generación”’.

Modesto y amigable, Anacona seguiría siendo un gran recurso del equipo Movistar incluso si no fuese tan buen escalador. Su talento en las montañas es incuestionable y es ampliamente apreciado por su paisano Nairo.

En nuestra conversación, me asegura qué le encantaría participar en el centenario del Giro. 6 meses más tarde, firmo grandes actuaciones en casi todas las etapas de montaña, donde o bien estableció un ritmo tan endiablado que no dio oportunidad a sus rivales, o dio caza a aquellos que osaron a hacerlo. Le es difícil a uno imaginar tal fiereza en una persona que habla con lucidez y buen humor, a pesar de la espesura mental que el jet lag causa al resto de los mortales, otra prueba de que su naturaleza ganadora no solo se refiere al significado de su nombre en inglés.

9.Endura_Richard_Carapaz.jpg
11.Endura_Richard_Carapaz.jpg
18.Endura_Richard_Carapaz.jpg
10.Endura_Richard_Carapaz.jpg

richard i

Richard Carapaz es de los primeros corredores azules en la sala de conferencias que Endura adquirió para la sesión de prueba de equipación para el equipo número uno del mundo.

El de Carchi se encuentra sentado silenciosa y discretamente en un rincón apartado de la sala. Es un nuevo entorno para él y aquellos que le rodean, ganadores de Grand tours incluidos, son sus nuevos compañeros.

Él ha llegado a esta coyuntura (con el fin de reunirse con sus sastres en un cómodo hotel en los alrededores de Pamplona, el cual ha sido reservado exclusivamente para hospedar a una treintena de los mejores ciclistas del mundo y a un sequito de empleados de apoyo) tras una sobresaliente trayectoria que comenzó en Ecuador. El hecho de que solo tenga 24 años dice mucho de la alta velocidad de su progreso.

“Yo fui parte de la cultura ciclista colombiana, ya que competí ahí para diferentes equipos, por esto siento que soy parte de ese cambio hacia un pelotón más latinoamericano” - Richard Carapaz

“Es un gran honor ser el primer ciclista ecuatoriano en ponerse un maillot WorldTour ,” afirma Carapaz a través de un intérprete, “y lo es aún más hacerlo con uno de los mejores equipos del mundo.”

El ecuatoriano es muy humilde, aunque su gran talento podría justificar cualquier tipo de comportamiento arrogante. Su sesión de prueba de equipación con la jefa de producto de Endura Michelle O´Connor, es una de las más llevaderas del día, a pesar de ser también una de las más largas. Al ser uno de los nuevos, tuvo que probarse la totalidad de las más de 40 prendas a su disposición.

O´Connor toma detalladas anotaciones de sus preferencias. Richard se prueba numerosas muestras y variaciones de cada prenda, incluyendo desde camisetas interiores a chubasqueros, aunque las prendas que reciba estarán enteramente a medida. Si es seleccionado para un Grand Tour, recibirá un kit que incluye recambios de la totalidad de prendas.

Además de los recambios habituales que recibirá a lo largo de la temporada para suplir toda prenda dañada. Esta sesión es un asunto que él se toma con la máxima seriedad. Las fotos de Sean Hardy refuerzan la impresión que me lleve durante nuestra conversación de que es un joven serio y que tiene todas las ganas de aprovechar esta oportunidad ofrecida por el mandamás del equipo Movistar, Eusebio Unzue.

14.Endura_Richard_Carapaz.jpg

A 10,000 km de casa

Fichado por Unzue de las filas del equipo Strongman-Campagnolo-Wilier team, donde, junto a Klever Caicedo, era uno de los dos riders ecuatorianos en una escuadra con 15 colombianos. Carapaz no parece arrepentirse. Tampoco, sospecho yo, lo parece su jefe.

Carapaz supero con creces su periodo de “prácticas”, terminado 6 carreras en 9 dias, durante su mini temporada de competiciones de un solo día que son usadas por riders más experimentados para preparar la Il Lombardía. El ecuatoriano no solo no fue superado por la situación sino que incluso se permitió tantear a Valli Varesine con una serie de ataques. En el giro de dos dias della Toscana, Richard término tercero en la general de la competición de gran importancia para jóvenes promesas.

“Ojala sea un referente para la gente joven de mi comunidad; un modelo de lo que uno puede conseguir, ahora compito en el WorldTour”- Richard Carapaz

La mudanza de más 10.000 km no parece haberle afectado, por mucho que el describa su reubicación como un “gran reto”.

“Las cosas han cambiado, pero ha mejor. Estoy disfrutando del estilo de vida en España .Me estoy acostumbrando a la comida y la vida en Pamplona, me encanta. El estilo de competir en España es totalmente opuesto al estilo ecuatoriano y me tuve que adaptar a ello”.

Carapaz es el primero en admitir que la cultura ciclista en Ecuador está solo en sus comienzos y que es eclipsada por la de su vecino Colombia. Es más, el describe que su región de Carchi, que es fronteriza con Colombia, es “la zona del país donde más se respira ciclismo”.

“Tuve la suerte de tener un entrenador que me guio desde la categoría sub’16. El me paso todos sus conocimientos y me llevo a todas las carreras que pudo. Sin él, no hubiese tenido la oportunidad de llegar al más alto nivel, ya que en Ecuador no hay mucha tradición ciclista.”

13.Endura_Richard_Carapaz.jpg
16.Endura_Richard_Carapaz.jpg
4.Endura_Richard_Carapaz.jpg
15.Endura_Richard_Carapaz.jpg

Cambio cultural

La siguiente etapa de su carrera fue en la escuadra navarra Lizarte, un equipo amateur formado por menores de 23 años que es apodado por “los Azules” como “la fábrica de talentos”. Otros “productos” incluyen a los compañeros de Carapaz; Jorge Arcas, Antonio Pedrero y Marc Soler.

Como era de esperar, Richard aprovecho esta gran oportunidad, en un abrir y cerrar de ojos acumulo tres victorias en alguna de las más prestigiosas competiciones amateurs navarras. En la rueda de prensa para confirmar su fichaje, el equipo Movistar menciono su “espectacular poder de escalada” y elogiaron su capacidad táctica.

“Estoy disfrutando del estilo de vida en España .Me estoy acostumbrando a la comida y la vida en Pamplona, Me encanta”- Richard Carapaz

Quizás su éxito inmediato no fue una sorpresa, antes de llegar a España, gano el titulo Sub 23 de ciclismo de carretera en los juegos Pan Americanos y se alzó victorioso en la competición junior más prestigiosa de su país vecino, la Vuelta de juventud de Colombia (título ganado por su compañero Carlos Betancur 7 años antes).

La mayoría de sus primeras carreras fueron bajo los colores de equipos colombianos, y el carchense no tarda en reconocer el papel importante que la cultura ciclista del país, ha tenido en su desarrollo como atleta. Ahora compite en la élite ciclista mundial y está muy a gusto en una disciplina deportiva donde los atletas iberoamericanos están ganando más protagonismo.

“Yo fui parte de la cultura ciclista colombiana, ya que competí ahí para diferentes equipos, por esto siento que soy parte del cambio hacia un pelotón más latinoamericano. He sacado provecho de todas las oportunidades que he tenido, tanto en Colombia como en España.”

Carapaz es tanto suave como firme con sus palabras. No hay titubeo alguno en sus respuestas. Es fácil imaginárselo cazando las oportunidades que se le presentan. En los meses de después de nuestra conversación, muestra al mundo la verdad de sus palabras, terminando segundo en la general de la Ruta del Sur, cuarto en la vuelta a Castilla León y segundo en el Gran premio Industria Artigianato, donde supero en el sprint a uno de los mejores ciclistas colombianos, Rigoberto Uran (Cannondale-Drapac).

Ecuador nunca desaparece de su mente, incluso cuando compite con las élites europeas. Más específicamente, espera inspirar a la siguiente generación de ciclistas ecuatorianos: una noble ambición, sobre todo para alguien de solo 24 años.

“La gente de mi comunidad ha seguido atentamente mis pasos, donde quiera que vaya, siempre han estado ahí apoyándome. Obviamente, Ecuador no es un país muy ciclista, donde se sigue más el futbol que es el deporte nacional. Ojala sea un referente para la gente joven de mi comunidad; un modelo de lo que uno puede conseguir, ahora compito en el WorldTour.”

2.Endura_Dayer_Quintana.jpg

brand new dayer

Compartir apellido con uno de los ciclistas más exitosos del panorama profesional internacional no debe de ser muy fácil, eso si Dayer Quintana es mucho más que el hermano de Nairo.

Aparte de ser preguntado constantemente la pregunta inevitable (¿Cómo se lleva el ser el hermano de Nairo?), él es más que libre para evolucionar a su propio ritmo. En el equipo Movistar se considera mucho más importante su talento que su apellido.

“Estoy orgulloso de ser parte de la nueva ola colombiana. En cada carrera que compito, siento que hay más y más apoyo para los corredores colombianos”- Dayer Quintana

“Mucha gente me ha preguntado esa misma pregunta”, responde sonriendo pacientemente. “El equipo me considera un atleta más: con su manera de competir y sus puntos fuertes y débiles.

El menor de los Quintana nos indica que él es feliz en ser juzgado por sus propios esfuerzos. Cuando hablamos al final de la de la temporada 2016, él ha competido dura y frecuentemente, habiendo acumulado 63 dias y cerca de 9,300 km de competición.

Por el camino, él ha finalizado entre los 10 primeros en 6 ocasiones y ha ganado el Tour de San Luis. “Fue una gran victoria “dice sin poder evitar sonreír. “He intentado mantenerme en ese camino victorioso. Aunque ha sido difícil. Aparte de los problemas de salud que sufrí, en ocasiones hay que poner los intereses del equipo por delante de los de un mismo.”

Como Anacona, él se unió a la reunión de Pamplona viajando directamente desde el Abu Dhabi Tour, la última cita de una campaña que empezó en enero con el ya mencionado Tour de San Luis y que termino solo 10 meses después. Tener un calendario tan incesante debe de ser muy exigente, en especial para un joven padre, que vive a miles de kilómetros de distancia de su familia durante la mayoría del año.

7.Endura_Dayer_Quintana.jpg
8.Endura_Dayer_Quintana.jpg
4.Endura_Dayer_Quintana.jpg
1.Endura_Dayer_Quintana.jpg
5.Endura_Dayer_Quintana.jpg

La nueva ola

Compensado los retos de ser un ciclista colombiano en Europa, también hay muchas ventajas.

Cada vez más, los ciclistas de su tierra están ganando el reconocimiento que se merecen, y en Colombia donde el ciclismo despierta pasión, son unos auténticos héroes. Con la excepción de los miembros del equipo Café Colombia de los años 80, nunca Colombia había tenido una presencia tan fuerte en el pelotón europeo.

“Estoy orgulloso de ser parte de la nueva ola colombiana. En cada carrera que compito, siento que hay un creciente apoyo para los corredores colombianos, sobre todo de colombianos que viven fuera. Esto me da motivación extra, lo cual es excelente para mi desarrollo personal, para el equipo y para Colombia.”

Es fácil de pasar por alto que los resultados de Dayer se siguen categorizando en la clasificación de ciclistas jóvenes. Si no fuese hermano de Nairo, se le conocería más por ser una joven promesa que por ser familia del ganador de dos Grand tours. Él analiza una temporada en la que se le vio finalizar entre los 10 mejores ciclistas menores de 25 años en competiciones tan prestigiosas como el Cirtérium du Dauphiné.

Este es su método preferido. Dayer es una persona preparada para aprender su oficio. Él ha surgido desde las dificultades y complejidades de la Colombia rural para alcanzar donde se encuentra hoy, empezando ahora su 4 temporada en la elite ciclista del UCI World Tour. Nayer está satisfecho de continuar su progreso, incluso si eso signifique que su victoria en San Luis podría ser el punto máximo de su carrera.

“Me gusta tomarme las cosas paso a paso. Por supuesto, que perseguiré victorias y me encantaría conseguirlas en las grandes etapas, como pueden ser el Tour o El Giro, pero en el equipo Movistar tenemos a gente como Alejandro Valverde y Nairo. Me gustaría continuar con este progreso escalonado y estar un día entre los 10 mejores. Prefiero ser constante”.

Ser constante parece ser el lema de su campaña en 2017. Su desarrollo continuo en carreteras que pueden resultar tan poco familiares para un escalador colombiano como uno pueda imaginar. En primavera circulo en carreteras de adoquines en Flandes, compitiendo en el E3 Harelbeke and Dwars Door Vlaanderen- rutas llanas y rápidas, parajes bastantes diferenciados de las acentuadas cimas de su tierra.

Sospecho que teniendo en cuenta todo lo anterior, Nayer va por muy buen camino. Simpático y cercano, pero con toda la determinación de una persona que ha viajado miles de kilómetros para perseguir un sueño, el pequeño de los Quintana comparte la misma resolución que tiene su hermano mayor.

Footnote: Words by Timothy John. Images by Sean Hardy. Translation by Eduardo Yu Marina Shimura